Menu
  • Calzado
  • LookBook
  • Blog
  • Sobre nosotros
  • Contacto
Una Pedicura Casera en 6 Sencillos Pasos
30 nov

Una Pedicura Casera en 6 Sencillos Pasos

¡Horror! Tienes esa reunión/entrevista de trabajo/fiesta/cita... y aún falta por hacerte la pedicura. No entres en pánico, te explicamos cómo embellecer tus pies en un abrir y cerrar de ojos.

Lo primero y esencial, las herramientas. Necesitarás:

  • Un recipiente con agua caliente y jabón para poner los pies.
  • Una toalla a mano
  • Cortaúñas y lima
  • Exfiloante para pies y crema hidratante
  • Cepillo de uñas
  • Piedra pómez
  • Esmaltes de tu gusto
  • Palito de naranjo

Una vez reunido el material, vamos a la tarea:

Sumerge tus pies en agua caliente y lávalos con abundante jabón. Con el cepillo, asea las uñas, y con el exfoliante date un masaje para eliminar las células muertas. ¡No olvides quitarte el esmalte de uñas viejo!

Aclárate los pies con el agua y sécalos. A continuación, corta las uñas, dándoles la forma que te guste. Si lo haces siguiendo la línea de la uña, sin acercarte demasiado a la piel y procurando no dejar picos, evitarás las uñas encarnadas.

Vuelve a remojar los pies para ablandar las cutículas, sécalos bien dedo a dedo, y ayudándote de un palito de naranjo, elimina la cutícula sobrante en cada uña.

Sírvete de una piedra pómez para tratar las durezas y los callos de tus pies. Utiliza la lima para eliminar las puntas y rebordes de las uñas.

Aplícate una buena crema hidratante en los pies y deja que actúe durante 10 o 15 minutos. Lo mejor es aplicarla con movimientos circulares: se absorberá mejor y favorece la circulación.

Finalmente, aplícate el esmalte de uñas que te guste para la ocasión. Utiliza un separador de dedos para evitar desastres innecesarios. ¡Y ya estás lista para lucir unos pies deslumbrantes en cualquier ocasión!